La OMS reconoce el síndrome del trabajador quemado como enfermedad laboral

En la última Asamblea de la OMS del pasado 25 de mayo de 2019, los expertos han incluido el síndrome del burn out o trabajador quemado en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11) -código QD85-, un listado que incluye todos los trastornos, enfermedades y afecciones que influyen en la salud de las personas y que entrará en vigor el 1 de enero de 2022.

«Estar quemado» se definiría como un estado de agotamiento y fatiga constantes que provoca falta de eficacia y bajo rendimiento en el ámbito laboral exclusivamente. Los síntomas son sentimiento de agotamiento extremo y una disminución del rendimiento laboral, aunque tarda en manifestarse, según los expertos, entre 5 y 8 años y durante este tiempo puede asociarse a dolencias como dolor de cabeza, molestias musculares o gastrointestinales, trastornos menstruales, ansiedad e incluso depresión.

Los sectores más afectados son aquellos de atención al público y que están comprometidos con su trabajo. Según los expertos puede llegar a afectar al 10% de los trabajadores y en sus efectos más graves, entre el 2 y 5%. La realidad es que este síndrome provoca la salida o el cambio de empleo a corto o medio plazo de aquellos que lo sufren.

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.