Fin de la doctrina de «tiro único»

El CGPJ público ayer  la sentencia del Tribunal Supremo de 29 de septiembre de 2014, que establece que, en caso de que una liquidación tributaria sea anulada por incurrir en defectos de fondo, materiales o sustantivos, la Administración puede liquidar de nuevosiempre que su derecho a liquidar no haya prescrito.

Vamos, que tal como menciona uno de los votos particulares, se premia al que hace mal las cosas (la Agencia Tributaria) y deja indefinidamente abiertos los procedimientos tributarios.

Marcar el Enlace permanente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.